106 familias del pueblo Siona del Putumayo reclaman su territorio ancestral

La Unidad de Restitución de Tierras radicó la demanda que solicita el territorio ancestral de la Comunidad Indígena Santa Cruz de Piñuña Blanco del pueblo Siona.

La comunidad que ha sido reconocida por su fuerte lucha para restablecer sus derechos territoriales, con esta demanda busca recuperar 8.103 hectáreas ubicadas entre los municipios de Puerto Asís y Puerto Leguízamo.

La demanda fue radicada ante el Juzgado Primero Civil del Circuito Especializado en Restitución de Tierras de Mocoa de manera electrónica y busca beneficiar a 106 familias que representan 306 personas.

Por su ubicación estratégica y obligado paso fronterizo hacia el vecino país del Ecuador esta comunidad ha sufrido de hechos violentos como confinamiento, amenazas o enfrentamientos entre los grupos armados que siembran artefactos explosivos o instalan recurrentemente laboratorios de procesamiento de cultivos de uso ilícito.

Sumado a lo anterior, se ha limitado su libre movilización, aspecto que ha afectado sus costumbres al punto de llevarlos a declararse en “proceso inminente de exterminio físico y cultural”.

Esta comunidad indígena ha estado varias veces en la agenda mediática nacional, porque con tenacidad han acudido a la justicia para proteger su territorio, consiguiendo el apoyo por parte de instancias como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que mediante una medida cautelar ordenó su protección ante cualquier hecho de violencia sufrido y ante la intensión de explotar hidrocarburos en inmediaciones de su zona.

De fallar a favor, la sentencia ayudaría a superar las necesidades del resguardo. Una de las pretensiones más apremiantes es la solicitud a la Agencia Nacional de Tierras y al Instituto Geográfico Agustín Codazzi por la ampliación de su territorio ancestral.

También se destaca: la implementación de programas y planes para el fortalecimiento de los saberes ancestrales; la autonomía territorial; la integridad política y organizativa de la comunidad y el restablecimiento de su cultura propia.

Según explicó el director territorial de la Unidad de Restitución de Tierras en Putumayo, Mario Fernando Coral Mejía, “con la radicación de esta demanda y posterior cumplimiento de la sentencia proferida, se busca que los solicitantes encuentren en el Estado el apoyo requerido, brindando las garantías necesarias para la preservación de su comunidad y sus raíces ancestrales”.

En tal sentido, el trabajo adelantado busca que la providencia imparta medidas a entidades como la Unidad de Atención y Reparación Integral a Víctimas, Corpoamazonía, el Ministerio del Interior, la Defensoría del Pueblo y el SENA, entre otros, con el fin de brindar garantías de vida digna a este pueblo ancestral.

Comenta con tu cuenta de Facebook
A %d blogueros les gusta esto: