Hombres armados habrían secuestrado a líder comunal y a su hijo en Puerto Guzmán

Las denuncias indican que hombres armados se llevaron a las dos personas de la vivienda en donde permanecían en la noche de este lunes.

Así lo denunció la Red de DDHH del Putumayo, Piamonte – Cauca y Cofanía Jardines de Sucumbíos Ipiales – Nariño a través de un comunicado en el que describe el grave hecho de posible secuestro.

El escrito señala que “un grupo de personas armadas llegó a la casa del señor Luis Alberto Parra Lozada, fiscal de la JAC, llevándoselo en contra de su voluntad junto a su hijo Jader Alberto Parra coordinador del Comité de Obras de la JAC”.

Los hechos se habrían registrado en la noche del pasado lunes en la vereda Villa Fátima, en una zona bastante apartada de la cabecera municipal de Puerto Guzmán, en el medio Putumayo.

En otros apartes se indica que “los sujetos dejaron a la esposa y madre de los directivos comunales, amarrada y se marcharon con rumbo desconocido”, por lo que los mismos integrantes de esa comunidad, iniciaron con las acciones de búsqueda de estas dos personas.

Yuri Quintero, una de las voceras de la Red de Derechos Humanos, señaló que la comunicación hacia esa zona es difícil, por lo que se desconocen más detalles de las denuncias que hicieron las comunidades campesinas.

Eder Jair Sanchez, vocero de la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos (ANUC), rechazó el hecho y pidió acciones urgentes para establecer del paradero de las dos personas desaparecidas.

Por su parte desde la Gobernación del Putumayo, Javier Rosero, coordinador del Programa de Derechos Humanos, señaló que ya se hicieron los contactos con Fiscalía para la activación del mecanismo urgente de búsqueda.

También añadió que ya se inició con el proceso para la activación de la ruta de protección a líderes sociales, establecido para este tipo de situaciones.

La población de Puerto Guzmán, en las últimas semanas se ha convertido en uno de los escenarios más complejos de seguridad en el departamento, por la presencia de grupos armados ilegales y disidencias de la extinta Fac, y la disputa que se estaría registrando por el control del negocio del narcotráfico.