Mujeres del Putumayo siembran la paz en su región.

Por: Mildred Ramírez Bríñez/Comunicadora Social y Periodista

Por primera vez en el departamento de Putumayo, como una iniciativa de Colombia 2020 del Espectador, se realizó el conversatorio: “Las mujeres de Putumayo transforman el territorio”, en asocio con la Embajada de la Unión Europea, el programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD, y la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados, ACNUR; evento que fue instalado por Rocco Busco, jefe de cooperación de la Unión Europea y que  permitió resaltar los procesos, luchas, dificultades y proyecciones de las mujeres de la Región.

Mocoa fue el escenario que reunió a diferentes lideresas campesinas e indígenas de Putumayo, quienes hablaron del reto que representa para ellas ser mujer en medio de la violencia y de una economía de coca, logrando a través de sus propuestas productivas como alternativa a los cultivos de uso ilícito, darle una imagen positiva y esperanzadora al territorio.

El evento giró en torno a dos temáticas que fueron: El impacto de los cultivos de uso ilícito en las mujeres dirigido por la periodista Carolina Ávila del Espectador y que contó con la intervención de Luz Piedad Caicedo, subdirectora de la Corporación Humanas e Irina Cuesta, investigadora del Área de Dinámicas del Conflicto de la Fundación Ideas para la Paz.

El segundo panel se desarrolló en torno a las Alternativas productivas de las mujeres de Putumayo, el cual estuvo moderado por Gloria Castrillón, directora editorial de Colombia 2020 y quien estuvo acompañada de Ana Virginia Mujica, directora de Mujer Rural del Ministerio de Agricultura.

Sí a la paz, no a la guerra.

Una de las mujeres participantes del conversatorio fue Ana Lucía Ruales, representante de la Asociación de Productores de Cacao de la vereda La Florida (Asoprocaf). Para ella, su trabajo como mujer campesina está llena de muchos sacrificios que al final valen la pena. “Siempre nos dicen: bueno, pero el cultivo de cacao no da para tener plata. Pero nosotros les decimos: eso no lo cambiamos por la tranquilidad que nos genera… Eso no tiene precio”.

Primer panel: El impacto de los cultivos de uso ilícito en las mujeres

Otra de las protagonistas fue Alba Milena Mambuscay, excombatiente y representante de la Cooperativa Multiactiva Comunitaria del Común de Farc, en la que tienen la oportunidad de trabajar con un proyecto aprobado por el Consejo Nacional de Reincorporación, CNR y la Agencia Colombiana para la Reintegración, ARN, en la producción de carne de tilapia roja y comercialización de alevinos.

“Tenemos una cooperativa que es mixta, compuesta por 118 personas, entre ellas 24 somos mujeres, en las que yo hago parte del consejo administrativo y me he dado la larga tarea de que todas mis compañeras, mirando la necesidad en la que estamos vuelvan a vincularse y trabajemos como los colectivos que siempre hemos sido”. Expresó Mambuscay, quien viene aportando a los temas de género en el Putumayo y ha participado en la formulación de la política pública de la mujer en Puerto Guzmán. “Yo sueño con tener una organización de mujeres ex integrantes Farc, en la que todas estemos fortalecidas, empoderadas y luchando por nuestros derechos y por la paz”.  

Segundo panel: El impacto de los cultivos de uso ilícito en las mujeres

Para las mujeres de Putumayo, no ha sido fácil soportar las consecuencias que ha traído el conflicto armado y los cultivos ilícitos.

Según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, en Putumayo, había a diciembre de 2018, 26.407 hectáreas de coca.

Sin embargo, una vez más las mujeres demuestran ser protagonistas de sus luchas como transformadoras de la región, así lo argumentó Fátima Muriel, presidenta de la Alianza Tejedoras de Vida de Putumayo. “Las Tejedoras de Vida tenemos experiencia de 16 iniciativas de mujeres que hace años se reunieron y dijeron: no más a la coca y hoy son un ejemplo. Hoy podemos demostrar experiencias hermosas en Puerto Caicedo, en Puerto Asís, en Orito, en el Valle del Guamuez, en donde las mujeres se organizaron y dijeron: No más”. Expresó Muriel.

A su vez, el gobierno departamental, que estuvo presente a través de su Secretaria de Desarrollo Agropecuario y Medio Ambiente, Hiliana Toro, manifestó toda la disposición para seguir apoyando estos procesos productivos de las mujeres en la región. “Nosotros vamos a luchar para ese empoderamiento de las mujeres en nuestro territorio, y cuentan con un Gobernador amigo, una Gestora y con todo un gobierno que va a estar acompañando todos los procesos de las mujeres aquí en nuestro territorio”.

Identidad cultural: un eje de transformación para el territorio

Para Ana Milena Ortiz, del municipio de Puerto Asís de la zona rural Consejo Comunitario Afro de San Luis, una ruta de transformación para construir territorio es a través de procesos encaminados a fortalecer la cultura e identidad en el Putumayo. “Tenemos por primera vez en el Departamento, nuestra institución etnoeducativa de educación propia para las comunidades afroputumayenses llamada: Raíces Afroancestrales, ubicado en el consejo comunitario Afro de San Luis. Afirmó Ortiz.

Otras voces como la de Flor Zeneida Pantoja Cadena, de la vereda Nuevo Vergel de San Miguel, Fanny López, representante de Con Paz Prosperamos Más, de Orito, Yorly Margot Lasso Queta, lideresa indígena del pueblo Cofán, también hablaron desde su experiencia como indígenas y campesinas en su aporte y construcción de territorio desde una perspectiva ambiental y ancestral.

Al encuentro de mujeres también asistieron Alexandra Sora, Gestora Departamental del Putumayo, Sandra Mayama, Gestora Social de Mocoa, Amparo Córdoba, Diputada del Putumayo, y diferentes mujeres de organizaciones y sectores sociales, políticos, económicos y culturales.

Al final, como era de esperarse, las mujeres brillaron por su capacidad de sacar adelante una región, en su apuesta por vencer una economía ilícita que ha representado para muchas, violencia y muerte, algo que buscan transformar en paz y vida para el Putumayo.

Comenta con tu cuenta de Facebook
A %d blogueros les gusta esto: