Organización criminal explotaba sexualmente a menores en el Putumayo

En los operativos adelantados por las autoridades fueron capturadas 6 personas en los municipios de Mocoa, Villagarzón y Puerto Asís.

Seis presuntos integrantes de una estructura criminal señalada de cooptar adolescentes entre 13 y 17 en redes sociales e inducirlas a ejercer actividades de tipo sexual en Putumayo y Ecuador fueron capturados por la Fiscalía en las últimas horas.

Las investigaciones y acciones preventivas realizadas coordinadamente por la Fiscalía y la Dirección de Protección y Servicios Especiales de la Policía Nacional (Dipro), permitieron atender varias denuncias sobre la posible explotación sexual comercial de niñas y adolescentes, algunas de ellas indígenas, en zonas aledañas al paso fronterizo San Miguel, en Putumayo.

Con la información recibida, los investigadores realizaron más de 200 actividades de policía judicial como entrevistas, vigilancias, interrogatorios e interceptaciones telefónicas, y conocieron las maniobras ilícitas a las que habrían recurrido los presuntos integrantes de una red de trata de personas.

Los indicios establecieron que Jhonatan Julián Jacanamejoy, conocido como ‘Tato’, al parecer, creaba perfiles falsos en las redes sociales, buscaba a menores de edad entre los 13 y 17 años, y las convencía de aceptar ofertas laborales con una supuesta agencia de modelaje llamada Tentaciones, que también hacía publicaciones en una página web denominada Mil Eróticos Putumayo.

Las niñas y adolescentes que aceptaron los ofrecimientos, en realidad, eran inducidas a ejercer actividades de tipo sexual por las que el señalado cabecilla de la estructura cobraba entre 60 mil y 200 mil pesos.

Las víctimas eran transportadas a hoteles y a las residencias de los adultos que pagaban por los servicios sexuales, algunas fueron trasladadas a municipios fronterizos y otras cruzaron a territorio ecuatoriano.

En las indagaciones se conoció que ‘Tato’ perteneció a un resguardo indígena del que fue expulsado por su comportamiento ilegal y porque gran parte de las adolescentes engañadas pertenecían a su comunidad.

Precisamente, en el curso de las investigaciones fueron identificadas, recuperadas y defensores de familia del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) les restablecieron los derechos a 13 víctimas, 6 de ellas eran niñas indígenas, y las indagaciones darían cuenta de que podrían ser más.

Ante la contundencia del material probatorio recopilado por la Fiscalía y la Policía, cuatro presuntos integrantes de la red trasnacional de trata de personas fueron capturados en diligencias cumplidas en Mocoa, Villa Garzón y Puerto Asís (Putumayo).

Los detenidos fueron imputados según su nivel de responsabilidad por los siguientes delitos: Trata de personas agravada en concurso heterogéneo, estímulo a la prostitución de menores, concierto para delinquir y facilitación de medios tecnológicos para ofrecer servicios sexuales.

Por solicitud de la fiscal de conocimiento, adscrita a la Dirección Especializada contra las Organizaciones Criminales, un juez de control de garantías impuso a los seis detenidos medidas privativas de la libertad.

Alias ‘Tato’ fue enviado a la cárcel municipal de Pitalito (Huila), dos de sus presuntos cómplices permanecerán recluidos en resguardos indígenas, y otras tres personas, administradores de algunos hoteles en los que fueron explotadas sexualmente menores de edad, cumplirán la medida en sus lugares de domicilio.

Comenta con tu cuenta de Facebook
A %d blogueros les gusta esto: