Putumayo avanza en implementación de la Caja de Herramientas en Resolución en Conflictos MRC

Por: Sebastián Burbano M. – Equipo de Comunicaciones – Fundación Makikuna

Con la finalidad de promover y facilitar el acceso a los mecanismos de justicia que favorecen la efectividad en la mediación y resolución de conflictos en las comunidades, en el mes de agosto de 2020 en el municipio de Puerto Asís, se llevó a cabo el lanzamiento de la Caja de Herramientas en Resolución de Conflictos MRC, un evento que contó con la participación virtual de delegados(as) del Ministerio de Justicia y del Derecho, el Departamento Nacional de Planeación DNP, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional USAID, Autoridades Administrativas y Judiciales del Putumayo, Representantes de la sociedad civil, Autoridades Étnicas y Conciliadores en Equidad del Departamento.

En cumplimiento del proceso de implementación de la Caja de Herramientas en Resolución de Conflictos MRC, la Corporación Culturama Colombia con apoyo del Programa de Justicia para una Paz Sostenible de USAID, han liderado una serie de acciones pedagógicas relacionadas con el uso, acceso e implementación de este importante instrumento de Política Pública a partir de la participación de la sociedad civil; a su vez, este proceso participativo ha permitido a comunidades rurales de los municipios de Puerto Guzmán, Puerto Caicedo, Orito, Valle del Guamuéz, San Miguel, Puerto Asís y Puerto Leguízamo en Putumayo, recibir capacitaciones y orientación sobre la diversidad de métodos que la Caja de Herramientas MRC contiene en materia de resolución de conflictos, la mediación del diálogo y la construcción de una cultura estable de la convivencia en Paz, al interior de las comunidades.

Teniendo en cuenta que según un informe de Justicia Rural publicado en el año 2019 por la Revista Semana y citado en el Documental de Conciliadores en Equidad de la Fundación Makikuna y USAID, Putumayo tiene la tasa más baja de funcionarios en los juzgados: se identifica que en los 7 municipios priorizados por el proyecto de MRC en Putumayo, la oferta jurídica, los servicios de justicia para resolver un problema jurídico o legal son inconsistentes y que en un balance de densidad poblacional, por cada 100 mil ciudadanos(as) que habitan el Departamento, hay un funcionario de medicina legal, un policía, un procurador, un defensor comunitario y un representante judicial de víctimas.

Experiencias de participación efectiva, mediación y resolución de conflictos, modos propios de conciliación y una significativa dinámica de acceso a la justicia por parte de las comunidades en las realidades propias de sus territorios, hacen parte del proceso de construcción de condiciones sociales para el ejercicio de la justicia social, la re-composición de los tejidos socio-culturales, la re-construcción de la memoria histórica y colectiva y el desarrollo de una cultura del respeto, promoción y garantía de Derechos Humanos por parte de las Instituciones del Estado hacia la ciudadanía del Putumayo.

Amparado en el Artículo 116 de 1991 de la Constitución Política de Colombia, el cual otorgó y reconoció el Derecho a que particulares administren justicia propia facilitando la resolución de conflictos, tal es el caso de la Conciliadora en Equidad Yenny Bisbicus en Putumayo, quien afirma sobre su ejercicio de participación en la mediación y resolución de conflictos que: “Un conciliador es una persona postulada por la comunidad, que tiene un alto grado de compromiso social y que se ha capacitado en la resolución de conflictos para poder ayudar a su comunidad con los problemas que se presenten y que no puedan solucionar”; en ese sentido, las jornadas de contextualización sobre el proceso de participación de la ciudadanía y de deliberación sobre los Métodos de Resolución de Conflictos MRC que se adelantan en territorio con las comunidades, son hoy en día uno de los trabajos fundamentales para fortalecer la construcción de Paz local en los contextos de vida y desarrollo digno de las comunidades, en contextos sociales de la población afectada por las dinámicas del conflicto armado.

Un recuento histórico de este proceso, ubica que el proceso de formación a Conciliadores en Equidad inició en el año 2004 por parte de la Corporación Culturama Colombia con el apoyo de USAID, en el que se nombraron a 82 Conciliadores en Mocoa y 51 Conciliadores de Puerto Asís.

En el año 2009, se adelantó el proceso en 5 municipios del Bajo Putumayo: Puerto Guzmán, Puerto Asís, Valle del Guamuéz, San Miguel y Orito, donde se nombraron 82 nuevos Conciliadores en Equidad. Entre 2019 y 2020, se adelantó un proceso de fortalecimiento a los Conciliadores en Equidad de los 5 municipios del Bajo Putumayo, el cual dio como resultado el fortalecimiento de acuerdos y voluntades entre los alcaldes y  Puntos de Atención a los Conciliadores en Equidad PACES, los cuales son espacios en los que los(as) Conciliadores(as) pueden promover conciliaciones con mérito ejecutivo en prácticas colaborativas con funcionarios de administraciones municipales y acompañamiento para el fortalecimiento de esta figura. A finales de 2019 y 2020 en San Miguel y Valle del Guamuéz, se gradúan 79 Conciliadores(as) en Equidad, dando como resultado a 2020, un total 171 Conciliadores activos en Putumayo.

“¿Con quién se realizarán los ejercicios participativos?, ¿para qué realizar los ejercicios participativos y cuáles son las virtudes de la toma de decisiones?, y ¿cuáles son los resultados esperados de estos ejercicios?”, son algunas de las preguntas que se responden en las jornadas de contextualización, en las que se tiene en cuenta, entre otra información de interés colectivo, los datos demográficos del municipio de aplicación de la herramienta MRC, las fortalezas y dificultades del Sistema Local de Justicia en el municipio, el mapeo de actores sociales y  experiencias de conflictividad, así como las formas, vías y conductos de aplicación de la Caja de Herramientas MRC a nivel local.

En las jornadas de socialización a los 7 municipios priorizados en Putumayo, se recomendó y enseñó a los alcaldes a identificar las situaciones de mayor conflictividad en su municipio e impulsar la aplicación de los Métodos de Resolución de Conflictos MRC, más efectivos que ameriten ser implementados para su atención, a partir de un diagnóstico que permita identificar y caracterizar los conflictos que se presentan con mayor frecuencia en el entorno y contexto socio-cultural del municipio, y cuáles son los conflictos o problemáticas que, por su grado de impacto o afectación, son los casos más delicados, complejos o sensibles a tratar, o que por el contrario se consideren que sean los que más fácilmente se puedan resolver y mediar en el territorio.

Como una estrategia integral que busca la atención a conflictos cotidianos y no la atención de los problemas estructurales presentes en el municipio, en la Caja de Herramientas MRC es posible encontrar hasta 5 métodos de resolución de conflictos, que son: 1) Conciliación en Derecho, 2) Conciliación en Equidad, 3) Mediación Comunitaria, 4) Mediación Escolar y 5) Mediación Intercultural, pero que además, como instrumento de Política Pública, también busca promover en Putumayo la solución pacífica de los conflictos entre la ciudadanía, el fortalecimiento del acceso a la Justicia, el restablecimiento de tejidos sociales comunitarios, la consolidación institucional – territorial y la reducción de las necesidades jurídicas insatisfechas NJI.

A su vez, el Comité Local de Justicia CSJ, integrado por las autoridades judiciales y administrativas, la justicia comunitaria, las autoridades ancestrales indígenas y afrocolombianas, así como representantes de la sociedad civil: Presidentes de Junta de Acción Comunal JAC y líderes y lideresas sociales, han recibido en cada uno de los municipios priorizados, la capacitación y formación pedagógica necesaria como Conciliadores(as) en Equidad, actores clave del proceso, quienes como habitantes y representantes de la sociedad civil de sus comunidades, movilizan la organización de una planeación participativa en el ejercicio de garantía del Derecho de acceso a la justicia propia de sus comunidades en el sector rural y urbano, a partir de la hoja de ruta que orienta los objetivos, acciones, metas y tareas necesarias para lograr la implementación de la Caja de Herramientas en Métodos de Resolución de Conflictos MRC.

Postulados por sus propias comunidades a partir del reconocimiento y legitimidad como Conciliadores(as) en Equidad, un(a) Conciliador(a) debe ser esencialmente imparcial, neutral y justo o igualitario con las partes involucradas en la resolución de un conflicto o problemática que se presente en su comunidad. Según la Secretaría de Gobierno del Valle del Guamuéz, Luz Dary Pozo, se ha venido desarrollando un importante proceso de formación y fortalecimiento, ya que “el aporte de un(a) Conciliador(a) en Equidad es muy valioso, porque con eso se logran disminuir las cargas en los Despachos Judiciales, en las Comisarías de Familia, en las Inspecciones de Policía y en las Notarías”, y que, gracias al mediación que han realizado en los diferentes procesos, “se han logrado descongestionar los despachos y solucionar los conflictos que se han dirimido entre particulares”, puntualiza.

Reflexionar y fomentar la toma de consciencia crítica acerca de las dinámicas causales de conflictividad en los municipios del territorio andino amazónico de Putumayo, hace parte del proceso de fortalecimiento a las comunidades y a los procesos de los Sistemas Locales de Justicia (SLJ) mediante la implementación, apropiación y fortalecimiento de una Cultura de la Legalidad, de los Métodos de Resolución de Conflictos (MRC), la generación de política pública en la administración de Justicia Local y regional en los municipios de intervención del Programa de Justicia para una Paz Sostenible de USAID en el Departamento.

Comenta con tu cuenta de Facebook
A %d blogueros les gusta esto: